slow fashion, moda ética y sostenible

Desde siempre nos hemos sentido atraídas por la elegancia y el estilo de la moda en décadas pasadas. Por eso creemos que las modas son demasiado efímeras y que sólo nosotros somos los responsables de, por un lado, aferrarnos a aquellas que nos gustan, y, por otro, recuperar aquellas que por nuestra corta edad no hemos vivido, pero nos habría encantado.

Con esa idea nace Limonade Vintage, la idea de devolver a nuestros armarios prendas de gran calidad, que han sido desechadas simplemente porque las exigencias del mercado dictaron que eso ya no se llevaba. Prendas únicas que nos harán sentir únicos.

Pero vintage para nosotras significa mucho más. Vintage significa mirar atrás, yendo más despacio y apreciando más la calidad de las cosas. Vintage significa reutilizar, algo que para nosotras es de vital importancia en este mundo del usar y tirar. Coge algo, mímalo, aprécialo, cuídalo y te acompañará durante mucho tiempo. Y desde esos valores apostamos por un consumo responsable y ético, con la convicción de que otra forma de consumir moda es posible.

Limonade somos Irina y Katrina, dos hermanas, que, después de habernos dedicado durante más de una década al mundo de la moda y tras haber pasado nuestra infancia jugando en el taller de costura de nuestros abuelos, hemos decidido lanzarnos en solitario para traerte esa prenda que tú estabas buscando.