Black Friday

Después de muchos años trabajando en el sector de la moda y para grandes firmas, coleccionamos a nuestras espaldas varios Black Friday, por lo que conocemos perfectamente lo que implica este día para los ingresos de un comercio. A pesar de eso hemos preferido no participar de él.

A priori estamos ante un día de celebración para el consumidor: un día en el que podemos comprar ese artículo a un precio sensiblemente reducido, o comprar dos artículos por el mismo importe que habríamos invertido en uno solo. Todo esto, además, unido al hecho de estar a las puertas de la Navidad, esa época en que, para bien o para mal, nos sentimos en la obligación de estirar nuestro presupuesto destinado a regalos propios y ajenos. Parece un buen momento para hacer esas compras navideñas, ¿verdad?

Ésta sería la parte positiva del Black Friday, ahorrarnos unos euros, que desde luego a todos nos gusta. Pero también tiene un lado negro.

La realidad es que vivimos en un mundo donde la filosofía del consumo se ha convertido en una religión, una religión que practica el consumo rápido e impulsivo. Donde la acumulación de objetos nos crea una ilusión de felicidad, y es aquí donde radica el peligro de éste día.

Limonade nació desde la firme creencia de que otra forma de consumo es posible y necesaria, una manera de consumir diametralmente opuesta a esa religión de la que hablamos, que no solo afecta de forma negativa a nuestra economía personal, sino que conlleva un gran impacto en nuestra huella ecológica.

En este punto nos parece conveniente reflexionar acerca de si esas compras que hemos hecho o vamos a hacer durante este día (ya convertido en semana) responden a una necesidad real, o la maquinaria de este día nos ha hecho una oferta que no hemos podido rechazar.

Pero nos alegra y esperanza ver cómo, en contraposición a esta realidad, la tendencia de un consumo más consciente se abre paso, y cada somos más los consumidores que demandamos una oferta más sostenible humana y ecológicamente hablando.

 

El equipo de Limonade Vintage.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *